Peña “olvidó” en su informe a 25 millones de campesinos, acusan

0
85
views

MÉXICO, D.F. (apro).- El Segundo Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto dejó sin respuesta a más de 25 millones de trabajadores del campo, afirmó Federico Ovalle Vaquera, secretario general de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC).

La situación en el campo es de tal gravedad, dijo, que no tenemos derecho a equivocarnos, pues más de 60% de la población rural enfrenta pobreza y más de 8 millones de campesinos son víctimas de pobreza extrema, de los cuales 5 millones viven pobreza alimentaria, es decir, comen una sola vez al día.

“Nos queda el derecho, que seguiremos ejerciendo, de señalar que el desastre del campo es resultado de la aplicación del modelo de desarrollo neoliberal que hemos padecido en las últimas tres décadas”, subrayó el dirigente de la CIOAC en conferencia de prensa.

Y lamentó que Peña Nieto olvidara mencionar el tema de la reforma al campo, tanto en su mensaje de ayer en Palacio Nacional, como en el documento que envió al Congreso de la Unión un día antes.

En su Informe de Gobierno, detalló, el jefe del Ejecutivo solamente anunció los créditos de Financiera Nacional, la transformación de Procampo a Proagro, la tecnificación de riego en más de 250 mil hectáreas de cultivo y la inversión en diversos proyectos para producir más fertilizantes en México, con la finalidad de alcanzar la meta de producción de 75% de alimentos que se consumen en México.

Dijo que la reforma para el campo a la que se comprometió Peña Nieto el pasado 6 de enero, y que posteriormente reiteró en una reunión celebrada en Manzanillo, Colima, no se cumplió, por lo que reclamó al mandatario que “cumpla su palabra”.

Ovalle Vaquera consideró que cambiar de nombre a Financiera Rural por Financiera Nacional no sirve de nada, ya que los créditos sólo benefician a 3.6% de los productores, mientras el restante 96% queda fuera.

“Requerimos un cambio radical, un cambio verdadero, pues esa modificación no significa una reforma para el campo”, aseguró.

Y demandó a Peña “jugársela con los campesinos, porque ya basta que a los ejidatarios les toque únicamente los discursos y a los ricos el dinero”.

Añadió: “Si (el Ejecutivo) verdaderamente quiere que en el país se produzca 75% de los alimentos que se consumen, debe reorientar el gasto público, pues los recursos sólo los recibe el 0.03% de los pequeños y medianos productores”.

El líder de la CIOAC convocó a las demás organizaciones campesinas a mantener la exigencia de una reforma integral para el campo y pedir al titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Osorio Chong, que encabece la negociación en ese sentido.

“También debemos buscar el apoyo de diputados y senadores para impulsar desde el Poder Legislativo esta reforma que reclama una cuarta parte de la población del país, que vive en el medio rural y enfrenta la pobreza más dramática de los últimos tiempos”, dijo.

Todas las organizaciones campesinas y de productores, agregó, “tenemos muy claro el grave problema de descapitalización del campo, sobre todo del segmento de productores pequeños y medianos (el 90%) que son excluidos del sistema crediticio”.

El campo, subrayó, necesita una reforma real que saque de la crisis al sector y atienda a los pequeños y medianos productores, pues sólo de esa manera se podrá alcanzar la producción nacional que se requiere para obtener soberanía alimentaria.

“Con una real reforma al campo se dejará de depender de las importaciones de alimentos en un 45%, como sucede en la actualidad”, remató.