Mujer asesinada denunció al DIF de Bahía la violencia que vivía; no la escucharon

0
90
views

* La señora, Josefina, buscó apoyo en el DIF Municipal de Bahía de Banderas, debido a los golpes y amenazas de muerte que le profería su esposo, José Luis. No hubo respuesta rápida, el hombre asesinó a su esposa y luego se suicidó. Ocurrió en la comunidad de Mezcales

Por Paty Aguilar
NoticiasPVNayarit

Un final trágico de un matrimonio que tenía su domicilio en la comunidad de Mezcales, consternó a sus familias y la ciudadanía, tanto de Bahía de Banderas como de Puerto Vallarta. La mañana de este lunes 8 de junio 2015, ambas personas fallecieron luego de que el esposo le quitó la vida a su mujer y enseguida se suicidó. Desde hace ya tiempo se sabía que tenían problemas debido a la violencia que el hombre, José Luis Valencia, de 45 años de edad, ejercía contra su esposa, señora, Josefina Santana Alvarado., de 51 años de edad.

Golpes, humillaciones y amenazas de muerte se recrudecieron en las últimas semanas, motivo por el cual, según refieren conocidos de la señora, Josefina, acudió al DIF Municipal en busca de apoyo pues temía que su esposo la atacara y cumpliera su amenaza de quitarle la vida, sin embargo, el personal de esta institución, tanto trabajadoras sociales, como psicólogas y la Delegada de la Procuraduría de la Defensa del Menor, la Familia y la Mujer, no alcanzaron a detectar el riesgo de vida en que la señora Josefina se encontraba, no hubo respuesta inmediata, los días pasaron y el hombre cumplió la amenaza fatal.

La falta de intervención por parte del DIF Municipal, provocó indignación en familiares, compañeros de trabajo y amigos de la señora, Josefina, lo cual quedó de manifiesto durante la velación de su cuerpo cuando personal del DIF de Bahía de Banderas, se apersonó en el lugar donde está siendo velada la señora, según nos reportó un conocido de la familia.

Su presencia no fue bien vista por quienes sabían que la señora, Josefina, había acudido a ellos para que la protegieran de su violento marido, por lo que no fueron bienvenidos y aunque no se les dijo nada, según informaron, lo que si se platicó entre ellos es que el DIF Municipal no servía para nada, que solo estaba de escaparate y que las personas que estaban ahí debían de renunciar porque no sabían realizar su trabajo.

Los occisos tienen sus familias en Puerto Vallarta, motivo por el cual sus cuerpos fueron velados en esa ciudad en la funeraria Celis de la zona centro.