Arresta la FBI a ejecutivo de VW; lo acusa de conspirar para cometer fraude

0
173
views

*La Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) arrestó a un ejecutivo de la automotriz alemana Volkswagen…

Detroit.

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) arrestó a un ejecutivo de la automotriz alemana Volkswagen (VW) por cargos de conspiración para cometer fraude en Estados Unidos, informó el lunes el diario The New York Times (NYT). Oliver Schmidt, quien era gerente general de ingeniería y asuntos ambientales de la empresa en este país, fue acusado de asociación ilícita para desfalcar al gobierno y de fraude financiero. Lo detuvieron agentes federales en Florida, afirmó el periódico.

En septiembre de 2014 la firma admitió haber instalado programas informáticos secretos en 475 mil automóviles diésel de 2.0 litros en Estados Unidos para manipular las pruebas de emisión de gases y hacerlos parecer más limpios.

En realidad los vehículos emitían hasta 40 veces los niveles de contaminación permitidos. Volkswagen se negó a hacer declaraciones sobre el arresto y la FBI no estaba disponible de inmediato para comentar.

Se prevé que Schmidt comparecerá ante una corte de Detroit el lunes próximo, según el NYT.

La noticia es publicada en momentos en que Volkswagen estaba cerca de llegar a un acuerdo para resolver acusaciones criminales y civiles por su manipulación de los motores diésel, medidas cruciales para superar el escándalo, que le ha costado miles de millones de dólares y su reputación.

Schmidt es el segundo ejecutivo de VW detenido en el contexto de la investigación de la fiscalía de Detroit. Se prevé que tendrá una audiencia preliminar en Miami y, probablemente, será trasladado a Detroit para ser informado de los cargos.

Según el expediente, de fecha 30 de diciembre y firmado por el agente de la FBI Ian M. Dinsmore, Schmidt cometió esos delitos entre 2012 y 2015.

Una biografía de Schmidt, redactada para una conferencia en 2012, señala que era el responsable de garantizar que los vehículos que se vendan en Estados Unidos y Canadá cumplieran con las normas ambientales y de ahorro de combustible fijadas por los gobiernos en ambos países. Explica que era el encargado de asuntos sobre normas para emisiones de gases para las fábricas y tratos con el gobierno.

Volkswagen ha admitido que manipuló los sensores de contaminación de sus motores para que dieran lecturas engañosas durante las pruebas, haciendo que el motor contaminara durante el uso regular del vehículo. El escándalo ha costado ventas a VW y ha empañado su imagen en todo el mundo.

En una demanda presentada el año pasado, la fiscalía de Nueva York denunció que Schmidt desempeñó un papel importante en el engaño.